Se entiende que la odontología general engloba principalmente todos aquellos tratamientos que actúan de forma preventiva y aquellos que se encuentren encaminados a solucionar los problemas primarios que perjudican la salud bucal del paciente, del mismo modo el odontólogo general canaliza respectivamente cada caso, remitiendo de ser necesario a un especialista en el área respectiva.

 

 

En las clínicas odontológicas Sonriamos queremos a través de un riguroso diagnóstico, ofrecer la mejor solución a los problemas bucales que presentes, contamos con dentistas profesionales altamente capacitados que mediante las técnicas más avanzadas de odontología te ofrecerán un tratamiento de alta calidad.

 

 

Los principales tratamientos que realiza la odontología general son: endodoncias, tratamiento para el bruxismo, extracciones, odontología conservadora: obturaciones, incrustaciones, reconstrucciones de piezas dentarias, sellado de fisuras, restauraciones de caries, limpiezas, blanqueamientos, aplicaciones de flúor, etc.

Recomendaciones odontológicas

Nuestros profesionales recomiendan los siguientes pasos para preservar la salud bucal del paciente:

  • Cepillar los dientes por lo menos 3 veces al día, idealmente con un cepillo eléctrico.

  • Cambiar el cepillo dental cada 3 meses.

  • Utilizar seda dental.

  • Utilizar productos como colutorios y pastas dentales que contengan flúor.

  • Asistir al odontólogo por lo menos cada 6 meses.

  • Llevar una dieta equilibrada y saludable.

  • Reducir el consumo de azúcares.

  • Aumentar el consumo de frutas.

Los cumplimientos de estas recomendaciones te llevarán a mejorar la calidad en lo que a salud bucal se refiere, mejorando la apariencia de tus dientes, y disfrutando de sonreír con confianza.

COTIZA TU TRATAMIENTO

Tratamientos de odontología general:

Desde la clínica dental Sonriamos recomendamos acudir a consulta en cuanto detectemos un problema que pueda afectar a tu salud bucodental, y evitar así problemas mayores. Ofrecemos distintos tratamientos que ayudan a mejorar y mantener tu dentadura sana y limpia:

A.- Bruxismo

El bruxismo es una alteración en la función mandibular mejor conocida como “rechinar los dientes“, esto produce un desgaste notable en los bordes incisales de las piezas dentarias, los pacientes bruxistas suelen apretar los dientes superiores con los inferiores con mucha fuerza deslizándolos hacia adelante, hacia atrás y viceversa, comúnmente suele producirse en la noche durante el sueño ya que es una acción producida la mayoría de las veces de forma inconsciente.

Causas del bruxismo

Algunas de las causas conocidas son las siguientes:

  • Altos índices de estrés.

  • Los hábitos que pueda tener con el sueño.

  • i existe o no una buena alineación de las piezas dentarias.

  • La postura del paciente.

  • Nerviosismo.

Entre otras, estas causas pueden variar según la condición del paciente.

Síntomas del bruxismo

Debido a la gran fuerza que se ejerce, uno de los principales problemas de los pacientes bruxistas es que los dientes pueden producir una alta presión sobre los tejidos, músculos y estructuras que rodean la mandíbula llegando a ocasionar daños perjudiciales en la ATM (articulación temporomandibular).

Algunos de los síntomas más comunes en pacientes bruxistas son:

  • Dolor de cabeza.

  • Desgaste en los bordes incisales de las piezas dentarias.

  • Dolor en los oídos.

  • Dificultad para dormir (insomnio).

  • Alto índice de estrés.

  • Dolor mandibular.

  • Dificultad para abrir y cerrar la boca.

  • Sensibilidad al consumo de cosas frías y/o calientes.

  • Fractura de piezas dentales.

Estos son los principales síntomas que podrán llevar al especialista a diagnosticar un posible paciente bruxista.

Tratamiento para el bruxismo

Las terapias que suelen aplicarse para combatir el bruxismo tienen como fin reducir el dolor, evitar el desgaste de piezas dentarias y todos aquellos daños que puedan afectar la mandíbula.

Suelen elaborarse protectores dentales y férulas que se utilizan para evitar que el paciente bruxista rechine los dientes mientras está durmiendo. Dicha técnica contribuye a prevenir todos aquellos daños en las piezas dentarias o aquellas parafunciones que puedan originarse en la ATM (articulación temporomandibular).

Entre otras medidas que pueden utilizarse son:

  • Poner en práctica ejercicios para la relajación que reduzcan el estrés.

  • Colocar sobre la zona con dolor compresas de agua helada y posteriormente agua caliente.

  • Realizar pequeños masajes en el área afectada.

  • Dormir durante las horas que se recomiendan.

  • Tomar mucha agua.

  • En caso de existir problemas en la alineación de los dientes acudir al especialista para descartar o no la necesidad de un tratamiento de Ortodoncia.

En Clínica Sonriamos estamos en completa disposición de atenderte si este es tu caso y tomar las medidas pertinentes para solucionarlo, contamos con profesionales altamente capacitados, para poner tu salud bucal en las mejores manos.

Plano de Alivio oclusal

El Plano de Alivio Oclusal es el principal tratamiento que se lleva a cabo para tratar el Bruxismo, es de uso diario y su objetivo es el de evitar que los dientes superiores entren en contacto con los inferiores al momento de rechinarlos y/o apretarlos; con el fin de prevenir el desgaste (incluso fractura) de los dientes, a raíz de la fricción. Además, el Plano de Alivio oclusal se utiliza para reeducar los músculos de la boca, facilitando la relajación y ayudando a evitar el dolor mandibular.

Respecto de los cuidados básicos, se recomienda lavarla con un cepillo de dientes y agua con jabón, con el fin de evitar que acumule olor y/o sabor indeseable.

Aconsejamos que acudas a tu clínica dental Sonriamos para revisar tu Plano, con el fin de supervisar si necesita ser reparada y/o ajustada para mayor sujeción y comodidad al utilizarla.

B.- ¿Qué es la Operatoria Dental?

  • La Operatoria dental, son tratamientos realizados, donde el objetivo es la eliminación de la caries dental y el relleno de la cavidad con un material especial para obturación de cavidades, el procedimiento se inicia con la eliminación del tejido dental cariado, hasta obtener una cavidad limpia, posterior a esto se procede a la obturación (tapadura) y su ajuste con el resto de los dientes.

  • Los dientes con mayor susceptibilidad a la caries son los molares por lo que por este motivo son los que en su mayoría requieren de la colocación de una obturación, para ello se evalúan ciertos criterios, como la cantidad de tejido dental que exista, y si este es suficiente para retener el material de realización de la “tapadura”, muchas veces puede darse el caso que el diente tratado no tenga una buena porción coronaria y que por motivos de fractura o caries dental haya perdido más del 50% de la corona, en estos casos una simple obturación fracasaría y tendría que colocarse una corona, debido a esa razón es indispensable realizar un correcto diagnóstico para garantizar que el tratamiento seleccionado es el ideal y que este permanecerá en boca a lo largo del tiempo. Es posible que posterior a la colocación de una obturación quede cierto grado de sensibilidad en la pieza dentaria, pero este en poco tiempo desaparecerá.

  • Hay diferentes materiales de obturación, los más utilizados son: resina, porcelana, ya que lucen mejor estéticamente. El tiempo promedio de duración es de aproximadamente entre 5 y 10 años, todo dependerá de los hábitos del paciente, quien deberá acudir por lo menos una vez al año para evaluar el estado de sus obturaciones y de haber algún grado de filtración sustituirlo por uno nuevo.

C.- Limpieza Dental

Es cierto que toda rutina diaria y nuestras obligaciones pueden provocar que demoremos las visitas, tan primordiales e importantes, como la de una limpieza dental anual.

Una cita con el odontólogo, o higienista, rápida e indolora resulta imprescindible para nuestra salud bucodental y al mismo tiempo para mejorar la estética dental y lucir una bonita sonrisa. En clínica dental Sonriamos ponemos a tu disposición todos los medios necesarios para realizar una limpieza bucal al mejor precio.

¿En qué consiste la limpieza dental?

Gracias a los beneficios de una limpieza de boca profesional se refuerza y protege el esmalte de las piezas dentarias, se elimina la placa que se forma en la unión de los dientes con las encías, las manchas provocadas por el tabaco, café o vino, así como el sarro que se encuentra debajo de las encías o en los dientes.

Este último es un depósito duro que se acumula en los dientes cuando la placa bacteriana, compuesta de restos de comida y bacterias, no se elimina a tiempo y se mineraliza convirtiéndose en sarro. Esta sustancia se adhiere al esmalte de los dientes de una forma tan fuerte que sólo puede ser eliminada con una limpieza profesional.

  • El sarro favorece la proliferación de bacterias que atacan a los dientes y encías y si no se elimina puede provocar gingivitis (inflamación de las encías), halitosis (mal aliento) o periodontitis, que afecta a los tejidos que sostienen los dientes y, que, si no se trata eficazmente, puede terminar en la pérdida de los mismos.

  • En ausencia de una limpieza dental profesional a tiempo suele aparecer el sarro o cálculo dental que se produce como calcificación de la placa bacteriana por depósito de sales de calcio. Estas sales provienen de la saliva. Una higiene bucal adecuada, no solo se refiere al número de veces que nos cepillamos al día, sino también de la utilización y aplicación de una correcta técnica de cepillado dental.

  • Debido a que una higiene 100% es muy difícil de conseguir por nuestros pacientes; la profilaxis dental, realizada por profesionales es la única forma de eliminar el sarro ya formado. El cálculo dental producirá irritación de la encía, que llevará inicialmente a una gingivitis que podrá desencadenar en una periodontitis y a la sucesiva pérdida de dientes en los casos más graves.

  • Por esto, es de gran importancia acudir a realizarse una limpieza dental para mejorar las condiciones de vuestra salud bucal. Y lucir una bonita sonrisa.

  • Además si vas a realizarte un blanqueamiento dental este tipo de tratamiento es totalmente recomendable realizarlo, ya que ayudará a que el resultado del mismo sea mucho mejor y eficaz.

D.- Odontología preventiva

La odontología preventiva es una rama de la odontología que se encarga de evitar la evolución de enfermedades que puedan afectar a la salud bucodental, a través de un diagnóstico precoz, aportando la capacidad de minimizar las consecuencias de cualquier problema que pueda agravar el equilibrio o bienestar de la cavidad bucal.

Al tener conocimientos sobre el tipo de enfermedades que pueden afectar la salud bucal, se puede determinar un plan de tratamiento a seguir para prevenir la gravedad de cualquier afección. Como bien sabes en la cavidad bucal se encuentra una diversa y amplia flora bacteriana, que si no se tienen los hábitos de higiene recomendados puede desarrollarse, perjudicando la salud bucal al formarse la placa bacteriana, si esta no es retirada constantemente producirá daños sobre las piezas dentarias y los tejidos circundantes.

La odontología preventiva puede ofrecer lo siguiente:

  • Temprano diagnóstico de cualquier tipo de enfermedad bucal.

  • Aplicaciones de flúor para prevenir la caries dental y fortalecer el esmalte de los dientes.

  • Enseñanza de la correcta técnica de cepillado.

  • Aplicación de selladores dentales de fosas y fisuras que eviten la acumulación de alimentos en pequeños surcos, y por lo tanto fomenten la aparición de caries.

  • Limpiezas dentales en el consultorio para evitar la solidificación de la placa dental, principalmente aquella que se acumula en la zona interdental.

  • Maloclusión dentaria, remitiendo al paciente a un especialista en el área.

  • Todas estas barreras serán aplicadas por la odontología preventiva para evitar la aparición de enfermedades bucales.

E.- Prótesis Dental

Una rama correspondiente a la odontología es la llamada Prostodoncia (Prótesis Dental), cuya función se basa principalmente en la realización de tratamientos a través de prótesis dentales de dientes que se han perdido con el paso de los años o por cualquier tipo de problema que haya implicado la extracción de una o varias piezas dentales, entre otras causas.

El odontólogo está capacitado para la elaboración de diversos tipos de prótesis dentales. En otro tipo de situaciones se trabaja en conjunto con el laboratorista o técnico dental, quien seguirá las instrucciones dadas por el odontólogo responsable.

Los objetivos principales del tratamiento en el que se llevará a cabo la colocación de la prótesis dental, serán devolver la salud del área tratada, la función de todos los elementos de la cavidad bucal implicados (dientes y tejidos circundantes), funciones como la masticación y fonación que son imprescindibles, y por supuesto el resultado estético.

Tipos de prótesis dentales disponibles:

Los tipos de prótesis dentales pueden ser fijas y móviles:

  • Prótesis fijas: Son aquellas que se encuentra sólidamente adheridas a uno o más dientes naturales, o aquellas que se encuentran colocadas sobre implantes dentales que han sido colocados anteriormente. Dentro de estos tipos se encuentran: las coronas (fundas), los puentes, y carillas de cerámica.

  • Prótesis removibles: Son aquellas que el paciente puede sacar de su boca, generalmente son dentaduras completas, o parciales, elaboradas por un laboratorio según las indicaciones del profesional.

  • Prótesis maxilofaciales: Son aquellas realizadas con la intervención de cirujanos maxilofaciales para corregir defectos congénitos o grandes traumatismos.

En nuestra clínica dental tras un riguroso diagnóstico el profesional decidirá cuál es la solución pertinente y mantendrá un control y seguimiento del tratamiento a realizar, para los pacientes que utilizan prótesis dentales es de gran importancia mantener una buena higiene bucal y acudir periódicamente al odontólogo para mantener un control estable sobre las mismas.